Gilipollas del mundo

Gilipollas del mundo

2019 05 28

Hay veces que las palabras no llegan

y me quedo agazapado, gritando barbaridades

que lejos de decir una verdad, sacuden la ira

que me provoca toparme día a día

con un auténtico redil de gilipollas.

Por supuesto, el primer gilipollas yo.

Pero quedo aturdido ante el declive de la sociedad.

Una sociedad más dividida que nunca,

tan beligerante ante un pinchazo inesperado

como ante un plato vacío que llevarse a la boca.

¡Somos idiotas!

Cada uno describe su desastre sin mirar

más allá de la persiana bajada de su cuarto.

Deletreamos tanto nuestras mentiras

ante el espejo y los espejismos de humanos,

que nos hacemos acreedores de verdades

tan ínfimas como…

… que el Everest está al alcance de cualquiera…

Y así, seguimos mirando a Marte, con la esperanza

de conquistarla cuanto antes y empezar a destrozarla…

De verdad, prefiero estar callado o escribir versos

a mi musa gorda que no entra en un florero

y aún así hace que mi cactus pinche de vez en cuando…

Si nos ponemos groseros y a decir mentiras,

ponedlas en verso, igual son menos dañinas.

Sino, mejor callaros…

Y sino puedes cerrar la puta boca, reza en alto

por los trece niños que han muerto hoy en Siria…

Pero, de verdad, gilipollas del mundo;

hacednos un favor y sosegaros…

Un pensamiento en “Gilipollas del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s