Lo fácil

2020 02 19

Lo fácil
Ahora esto de la foto, no es precisamente “lo fácil” para mí…

Supongo que lo fácil es intolerante a la lactosa y yo soy adicto a esta última.

¡Tengo muchas adicciones!

Si me invitas a tu casa y me das un tazón de leche con café soluble, bien frío… ¡Me has ganado!

Fácil, por una de mis adicciones innecesarias que a diario me pincho en vena.

Pero el tema no era ese hoy…

Ves, hablo de mis adicciones y se me va el santo al cielo…

Lo fácil no lo asimilo adecuadamente, supongo. Cuando algo se presenta de esa manera, al no estar acostumbrado o lo dejo pasar o lo desestimo o simplemente desconfío de ello y reacciono de forma estúpida. Creo que el único lugar donde me dejo llevar por las causas fáciles es en mi pueblo y voy muy de vez en cuando…

El caso es que se presentó una oportunidad de oro hace tiempo ya, de una manera fácil… Al estilo, chica conoce chico, beben y se divierten… Pero el chico… Lo desestima sin más y prefiere quedarse con lo difícil.

Yo soy el ente creado…

Lo difícil es la vida misma. No estoy refiriéndome a elegir entre muerte por sobredosis y un premio de la primitiva.

Supongo que no sé acoger las buenas noticias. Es como lo de elegir un trabajo físico y agotador en vez de uno de esos de estar con las manos en los bolsillos y que lo haga otro…

Hay decisiones que con el paso de los años, entiendo cada vez menos.

Es como sino no supiera acoger la paz que se pueda encontrar en una sonrisa a diario por no creerme merecedor de ello. He tenido un pasado en el que he hecho mucho daño y verme del todo libre de él, me supera. A cuenta gotas tolero la felicidad; como rutina… ¿la detesto?

Siento alivio con mis adicciones y los buenos hábitos no llegan a ser activos que puedan satisfacer de una manera apropiada mi… ¿pecado? No sé ni si quiera explicarlo.

Me agobia tener que pagar por mi otra vida ya pasada, pero a la vez; lo veo necesario (como mi sonrisa de Lego montada por uno de primero de párvulos). No voy mucho a misa desde los 18, pero tiene que ver algo con eso de expiar nuestros pecados (mi madre sabe de esas cosas mucho más, la preguntaré).

El caso es que lo de dejarse llevar, sienta (suena) demasiado bien… ¿Yo lo llevo al extremo? ¡No! Lo acoto (no confundir con acato) debidamente por una razón razonable: No lo merezco.

Miedo a llegar…

Concretando, cuando me invites a un vaso de leche fría con café soluble, no me lo pongas fácil o desconfiaré de ti… Sino eres mi madre, yo me levanto y me pongo el café y el azúcar necesario.

Soy torpe con el azar si me viene favorable… pero me queda claro que el ser humano es tan bobo como yo o más. Al buscar por San Google imágenes: “lo fácil” (prueba); lo difícil es saborear una taza de café helado.

No sé como se llama esto en filosofía, tiene que tener algún nombre. No es masoquismo pero tampoco lo contrario, sadismo… ¿Si alguien me saca de dudas se lo agradezco? Yo no lo encuentro en San Google…

Un pensamiento en “Lo fácil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s