Superdomingo en Valladolid

Superdomingo en Valladolid

2019 12 22

Después de un buen desayuno en el Erchus, bajo a reconducir los regalos de mis amigos (que tengo un poco, desperdigados sería la palabra) y en un cruce del camino veo, entre la niebla, dos furgonetas con un carro en una de ellas que reza: runvasport.

Son las seis y media de la mañana y allá van los reyes magos con sus regalos para que dentro de unas horas esté todo preparado para que cuatro zánganos corramos por Arroyo de la Encomienda la carrera del Turrón.

Desde que me quedo por mis tierras, tengo que reconocer que hay demasiados eventos deportivos para que un mortal aficionado acuda a todos ellos. Y eso que yo no estoy al día de todos ni mucho menos. Pero sólo contando los que me llaman la atención y me gustaría ir a ver este fin de semana, ya me habría gastado cien pavos tan ricamente y estaría entre cansado, afónico, eufórico y catatónico; o directamente en la planta tercera de un hospital agujereado por jeringuillas.

El viernes el Carramimbre no decepcionó contra el Cáceres ganando sufriendo hasta el último suspiro. Ayer el Valencia nos crujió en el tiempo de descuento en el estadio de la “pulmonía” y por la mañana dos carreras una en Zaratán y otra en Peñafiel. Hoy domingo superdomingo de rugby con las semifinales de la Copa del Rey en Pepe Rojo, quedada runera de la Lotería y la que voy a correr yo en Arroyo.

O te multiplicas en universos paralelos gracias a la teoría de la relatividad general o especial, me pierdo con Santaolalla; o me compro un helicóptero.

El caso es que Valladolid mola porque aquí sudamos muchos más de los que salimos en cada carrera los domingos. Es verdad que hay mucho deportista de marca y no precisamente de moda. Sin ellos no existiría el fútbol y la humanidad quizás, hubiese progresado un poco más, pero obviando esos aficionados ahora pervertidos por las casas de apuestas y demás tinglados que alienan, pero eso es otro tema. Valladolid se mueve y no tiene nada que envidiar a otras grandes ciudades, que por nombre o número de vecinos salen más en la tele.

El caso es que prefiero esto a las luces que estos días no dejan ver el firmamento con claridad. El caso es que nos quejamos de no tener san silvestre y luego no aprovechamos todas las ofertas que se nos proponen.

El caso es que me tengo que ir a la ducha y recoger el tinglado de los regalos que tengo esparcidos por el salón no sea que venga alguien a visitarme.

Pero vamos, en breve salgo de casa y no pienso volver hasta después de comer (si es que como) y luego pienso leer vuestros blogs y ponerme al día de vuestras andanzas, osea que no creo que tenga tiempo para visitas, aunque nunca se sabe.

Valladolid se mueve desde el salón de pesas del gimnasio hasta el polideportivo Pisuerga y más allá. Ahuuu!!!

¡Habrá que salir a celebrarlo! Ya que no me va a tocar la lotería, por lo menos que nos pille saltando… Como dice Miriam: Go go go!!

Si tengo cuerpo al final del día os cuento mi fracaso (deportivo) en la carrera de hoy y lo mucho que he disfrutado… Ir al rugby depende de mis primas las parladoras, como se hayan levantado.

Besos y feliz domingo.

Un pensamiento en “Superdomingo en Valladolid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s