Antes que el sol te abrigue

Antes que el sol te abrigue

2019 12 09

Me despierto antes que el sol abrigue

y mi cuerpo destemplado

tarda unos segundos en reaccionar.

Un día para llenar el calendario,

para cruzar las piernas en un bar

y leer la palabra escrita

de algún demente que me haga

reaccionar y saltar en los charcos.

Me despierto y el café tarda

en diluirse en el plasma circundante,

aún así, logro pronunciar una palabra:

tu nombre.

Comienzo a toser, esputo en el bidé.

Asfixiado tomo un vaso de agua

que limpia tuberías y aclara mi voz.

Ahora lo deletreo, quizás sea más fácil.

Nada. No apareces. Abro la ventana

y la niebla me abraza. Tirito.

Los cafés aún andan cerrados.

Me siento en mi escritorio

y te escribo una carta

teniendo súper-claro la postdata.

Ahora, al escribir tu nombre;

mi cuerpo es llama ¿o es el segundo

café de la mañana?…

¡Qué bien sientas en la distancia!

Si algún día leyeras mis cartas,

igual pronunciarías mi nombre

y sonreirías como si nada

antes de que el sol te abrigue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s