Quizás por eso escribo…

Quizás por eso escribo…
Foto del 2005…

2019 11 21

Quizás por eso escribo…

Mi inspiración de hoy, antes del gimnasio…

Yo no he ido a la cárcel pero soy tan pobre que no puedo comprar todos los libros de arte que me apetece y me les tengo que inventar. Por eso escribo.

Por si hay alguna duda, si les tuviera a mano, llego tan cansado de mi trabajo que el cuerpo entre verso y verso se adormece y caé rendido… Aunque quisiera leerlos todos, al final me tengo que acostar pronto por que el sábado toca trabajar para poder tener mi casa de alquiler calentita…

Por eso escribo. Por poder viajar sin moverme del sitio. Aunque un día pisé el Coliseo y otro subí a lo más alto de la Torre Eifiel… No tuve demasiado tiempo como para digerir su encanto. El día que me senté en una cafetería en una pequeña ciudad belga y las recordé en mi libreta en blanco, escuché el terremoto que provocaba la legión romana a su paso e incluso visité la exposición internacional de París del 37…

Quizás escribo por los ricos también. Tiene que ser muy triste ver sólo una realidad, por muy variada que te la pinten. No les quiero hacer llegar mi palabra, sólo mi desconsuelo hacia con ellos.

Escribo para que un presidente de un mundo ingobernable, sepa que sólo vive el sueño de muchos y lo está frustrando. Escribo para que el señor empresario vea más allá del rascacielos desde el que gobierna su establo. Escribo porque admiro al ciego que sonríe ante una mujer preciosa. Escribo porque merece la pena ver bailar a un sordomudo al son de las campanadas a muerto de la iglesia.

Escribo porque me hace rico, me hace eterno, me hace ser un monstruo que acuna al ángel cupido cuando se queda sin flechas…

Quizás por eso escribo…

Porque jugar al escondite con una señora casada me parece tan aburrido como liarse a puñetazos por una frontera. Porque tener un coche más grande sólo hace que tus posaderas se ensanchen. Porque criticar desde un púlpito elevado es mucho más mezquino que robar si pasas hambre…

Le debo todo a la cárcel, a mi depresión, a mi mecagoendios continuo en la boca y a mis amigos y familiares.

Quizás por eso escribo… Porque quererles como les quiero y decírselo a la cara me parece tan ridículo como que me alaben porque escribo… Primo, hermana, firulai, mermaos en general… Escribo porque este mundo está del revés, en caída libre y no quiero que caigáis en su precipicio.

No quiero que me leáis, vosotros fuisteis los que me convencisteis para quedaros aquí conmigo. Tenéis que aguantar unas poquitas palabras de más, muchos desatinos, muchas más vomitonas y desplantes que tengo que plasmar para ir saliendo como puedo de un mundo que no es el mío.

Quizás por eso escribo…

Sin cárceles, sin miedo, sin vértigo… La vida es un soberano aburrimiento. Sin vosotros, por supuesto; sería un suicidio.

3 pensamientos en “Quizás por eso escribo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s