Enano Gruñón

Enano Gruñón

2019 10 30

Lo admito, me parezco más al enano Gruñón que al Perezoso o cualquier otro… Y me esfuerzo cada día por cambiar a ser el Feliz, el Sabio y sino el Mudito (sólo quedan Tímido y Dormilón, los cuales descarto por ahora).

Ayer el Gruñón salió a la palestra porque estaba, del soberbio proletario, hasta los mismísimos cojones y le mandó a la mierda.

A veces es el único idioma que conocen algunos. Todo fue felicidad hasta el final de la jornada laboral.

Pero preferiría que el Mudito sólo con sus acciones, bastara para acallar a los que se empeñan en hacer de un día de trabajo cualquiera una mierda pinchada en un palo.

Hoy sin metáforas y con tembleque en las manos.

Los versos y las alegorías no bastan para cambiar el estado en el que nos hemos enquistado. Hacen falta hechos rotundos y cambios incómodos en muchos casos para cambiar al que aliena al rebaño. Tengo dos mejillas con cicatrices en ambas y una espalda ancha, curtida y torcida de anteriores batallas. Sino basta, mi conciencia andará tranquila por cualquier campo de batalla, puede dormir al raso sin mácula.

Sólo quiero ser un enano Feliz sin tener que esforzarme tanto con el enano de al lado…

De los gigantes ni hablamos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s