No hay perdón para el pecador

No hay perdón para el pecador

2014 10 24

Voltarén 75 mg. por favor,

mi estado siniestro atolondrado

necesita dosis de cordura

a golpe de jeringuilla.

El prozac sirvió de poco,

las camisas de fuerza

sólo sirvieron para embrutecerme…

Y ahora que todo era dulzura,

que en los campos brillaba la cebada

se cruza una estrella

y todo lo eclipsa…

y vuelta a la marejada,

a esas olas de 7 metros que ahogan.

Un eclipse de sol fue este último paseo,

un cuento de ejemplo en los “locoturios”,

un temblor molecular impreciso…

El dejavú estaba esperando su momento.

No hay perdón para el pecador,

decepcionante realidad,

tan cruda, como mi corazón

expuesto en un mercado de calle…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s