Molt ànim

Es difícil no hablar de una sentencia acorde con la gravedad de los hechos un par de días después del un día de la Hispanidad marcado por una farola mal ubicada.

Es difícil no acordarse de un cobarde que duerme en Bélgica a cuerpo de rey y por supuesto, estamos en España; es imposible dejar de oír las opiniones de distintos culés de renombre por el mundo.

Creo que dentro de dos semanas tenemos el clásico Madrid vs. Barça y en España, tenemos que dar gracias que va a ser en la capital por que aunque se va a armar la marimorena igual, en la ciudad condal sería aún peor…

Un país sin gobierno, que no ingobernable, ha dado un ejemplo cívico de separación de poderes y de auténtica democracia. Luego están los políticos que estarán hablando de este tema otros diez años más, todo por una paga vitalicia nada desdeñable.

Yo entiendo que las familias de los condenados a penas de cárcel estén tristes. No tiene que ser nada agradable ir a la cárcel. Pero esos otros que salen a la calle a pegarse con vecinos vestidos de uniforme, nunca lo entenderé si, como es el caso; no están pasando hambre (quitándoles el trabajo, subiendo precios desorbitadamente, sumiendo en la pobreza…) o están matando a personas injustamente.

No quiero ahondar en pesimismos. Pero temo lo peor, porque en España se ha olvido hace mucho unificar dos de los pilares de una sociedad más importantes: la educación y la salud.

Eso está en manos de políticas autonómicas, lo que desde el salón de mi casa me parece perjudicial para el consenso en una nación.

Me da mucha pena especialmente que la educación pueda estar en manos de folclóricos que pueden hacer de la jota castellana el himno de su pequeña nación o pueden hacer aprender a sus benjamines hechos históricos superfluos, omitiendo otros de vital importancia… O simplemente vean más necesaria la reconstrucción de una iglesia quemada a la reforestación de un bosque… Pero no quiero hablar más de un delito que ha llevado a una sentencia.

Para mi es más importante que la mitad de Japón, una superpotencia de esas económicas que dicen que todo lo pueden, se está haciendo añicos y está viviendo una especie de preludio de apocalipsis que nos va a afectar a nivel mundial en breve y nadie toma cartas en el asunto. Ni Cataluña, ni España, ni Guardiola desde Manchester, ni Xavi desde Qatar… NADIE, y mis animes se están viendo tambalear y aquí nadie mueve un dedo.

Por cierto, ánimo en catalán se dice ánim y en mis carreras por allí me crecía, ¡con lo friki que soy!…

No se lo tomen a mal… Sino pillan el sarcasmo y/o la ironía, no me lean. No estoy aquí para decir lo que los buenos periodistas ya gritan todos los días. Estoy aquí para no llorar ante el espanto que nos azota cada día…

¡Viva el vino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s