#constancia

#constancia

2019 09 15

Debería hablar del dolor de espalda que he tenido durante toda la final de baloncesto viéndolo en la casa del VRAC, pero se me ha pasado a minuto y medio del final del partido. Era tensión, nervios, emoción y oración contenida en la parte lumbar de mi espalda. Mi hermana de vuelta a la playa y ya en casa tumbado en el sofá, relajado y ojeando las redes sociales escucho a mi influencer favorita.

¡Qué pena no tenerte más cerca! Iría a cada entreno tuyo y me apuntaría a la sala Magali sin pestañear.

Estoy exagerando, por supuesto. Como exagerado es decir que somos campeones del mundo.

Han sido ellos, los jugadores de la selección española de baloncesto y todo su staff técnico los que son los mejores del mundo jugando al baloncesto, los que han conseguido su sueño. Nosotros somos sus vecinos, que hemos sido espectadores de lujo de su gran proeza. Pero Ricky Rubio no era un crack en los brazos de su madre, ni Victor Claver el mejor defensor del mundo, ni Marc Gasol el mejor pasador de poste alto, ni Llul las enchufaba desde su cuna…

Todo ha sido a base de constancia.

De otras muchas cosas más, íntimamente relacionadas con esa palabra, pero todas entorno a ella.

Pero no te acuerdes ahora sólo de las buenas como: compromiso, amor propio, esfuerzo… Otras como derrota, desilusión, obstáculos, miedo; están igual de ligadas a la verdadera razón por la que son campeones del mundo Rudy, Oriol, los hermanos Hernangomez Geuer y todos esos: constancia.

Es una palabra que en mi vida no he cultivado mucho pero gracias a Miriam, mi influencer favorita; la estoy recordando hoy.

Ella hace un acróstico precioso y motivador como sólo ella sabe. Con su rostro de fondo, pálido y fatigado después del entreno de hoy; lo cual acrecienta su impacto por su ejemplo.

Yo me tatuo sus palabras y las retoco para hacerlas más mías aún:

Confía en ti mismo

Olvida tu pasado y

Nubla con esfuerzo tus fracasos.

Siéntate y planifica tus metas,

Tómate tu tiempo,

Analiza tu actual estado y

Noquea tus miedos,

Cultiva nuevos hábitos

Incidiendo en tus debilidades y

Asumiendo tu propio reto.

Asumiendo que todos

Necesitamos algo o alguien a lo que agarrarnos y

Golpeando los tatuajes que un pasado

Endiablado hicieron

Languidecer otro futuro soñado.

Mirate al espejo y busca

Irradiar una luz sin sombras,

Regalate ser osado con tus metas e

Ilumina cada instante

Alumbrando tu camino hacia tu

Meta.

Gracias @go_miriam, te quiero más que a mi hermanita. Es mentira Didi y lo sabes, yo de mayor quiero ser como tú @diagariol

Bueno, con esto y un vaso de leche y unas pastas made in Villamayor de Campos; a la cama que mañana prontito @hoyempiezatodoradio3

PD: Este final es para quitar miga a todo lo anterior, no es que sea sólo palabrería, pero también el humor es importante.

GRACIAS @go_miriam, GRACIAS @diagariol y GRACIAS @baloncestoesp

¡¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!!

¡¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!!

¡¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!!

I LEGUA CIUDAD DE VALLADOLID 2013

I LEGUA CIUDAD DE VALLADOLID

Hubo pocos valientes y yo no fui uno de ellos. Ignacito y yo nos decantamos por la Legua mientras que Javi y Ger se tiraron de cabeza a su primera Media Maratón. Supongo que fue el primer gran acontecimiento al que nos enfrentábamos y yo creo que fue de la manera acertada. Disfruté del ambientazo de mi ciudad y no sufrí ni lo más mínimo. También nos acompañaron ese día dos valientes que hicieron la Media: Judith de VdC y Diana la mujer de Ger. Una mañana estupenda.

I LEGUA CIUDAD DE VALLADOLID

Fecha: 2013 09 15

Hora de salida: 10:00

Distancia: 5500 metros (aprox)

Tiempo: 27´01”

Puesto: 112 de 369 que terminaron la carrera.

Puesto categoría: 36

Dorsal: 2146

Categoría: V35M

Paro de correr

Paro de correr

2019 09 14

Hoy los buenos estaban en la Ultra de la Montaña Palentina y los cojos en la Ribera Run Race (hablo exclusivamente por mí, no se ofenda nadie) gracias a una invitación de un amigo. Por lo menos estuve rodeado de buena gente a los que echaba de menos y de Martín Fiz que se pasó por allí para quedar tercero.

Pero no ha supuesto el revulsivo que cambiara las cosas y sí la confirmación de que paro de correr una buena temporada.

Quizás vaya al fisio de una vez por todas o quizás no.

Si alguien me conoce, sabe de sobra que me gusta salir a tomar el aire con amigos, corriendo por las calles de cualquier ciudad, visitando bosques, montes y playas de toda la zona norte de España, jugando en campos artificiales al fútbol siete o simplemente dando un paseo por cualquier parque…

Pero ahora todo eso, simple y llanamente; me duele y me duele mucho.

En la vida como en el deporte hay que tomar decisiones. Yo no soy de los que se plantea decisiones de vida o muerte como tener hijos o casarse, eso no va conmigo. Soy más bien de decisiones como ponerme a dibujar otra vez, estudiar algo que me motive, pintar la casa o empapelarla con mis chorradas o leer filosofía, poesía o arte o correr una maratón o una ultra de montaña…

Hace poco ya quité los dorsales que decoraban mi salón, un verano entero sin poder correr sin dolores en mi pierna izquierda ha sido demasiado como para tenerlo presente cada día a la hora de llegar a casa. Mi quinta Behobia descartada, haya elecciones o no…

Hoy los dolores han ido al lado derecho, por la manera de correr descompensada desde el primer metro de salida. Y aunque he disfrutado junto a Vicky, Encarna, Pedro Pablo y Alberto, porque me cuesta poco haciendo cualquier tipo de deporte; sé que no compensa. No sé si es bursitis, fascitis o peritonitis pero no es cuentitis.

Al tumbarme en el sofá o en la cama y rozar el talón me duele, me tengo que tumbar de lado para poder dormir. Al ponerme cualquier zapatilla me molesta. Al pisar descalzo en la ducha o en el suelo y apoyar el talón para equilibrarme me duele. No es cuentitis. Es descorazonador y frustrante.

Llevo meses poniéndome hielo, estirando, calentando, bajando el ritmo de mis actividades deportivas, cambiando de calzado del bueno, usando alternativas como la bici porque conduciendo también me molesta… Pero nada ha cambiado y se ha acrecentado. El lunes iré al médico de cabecera para que me mande al especialista para, por lo menos, con el tiempo; acercarme a un fisioterapeuta con un diagnóstico certero y seguir un tratamiento para poder seguir haciendo lo que más me gusta cuando salga del trabajo. Correr detrás de una medalla, detrás de un niño jugando al pilla pilla, detrás de un balón de baloncesto o de fútbol, detrás del ladrón que me robe la bicicleta… Y saltar en los charcos, sólo o acompañado, me chifla. Pero ahora no puedo, me duele.

Otra opción es echarme de novia una traumatóloga americana (así de paso mejoro el inglés) y a los pocos meses (cuando esté mareado de tanto ¡Oh my good! Por mi fatal pronunseison) buscar una fisio morena, alta y delgada que con sus benditas manos ponga todo en su sitio y me equilibre en cuerpo y alma, hasta que vuelva a estar mejor y al final del tratamiento me deje por no tener suficiente tiempo para ella porque todo el día estoy jugando con los amigos y ocupando todos los putos fines de semana con las dichosas carreritas de los cojones.

¡Pufff! ¡Qué pereza ir a buscar tanta felicidad!

Iremos al médico el lunes y a por mis padres al pueblo mañana prontito para poder ver la final del mundial de baloncesto, que es lo que toca. Ganar a Argentina y ser campeones del mundo.

Un abrazo a todos… Seguiré filosofando y dando de mi opinión de todo y de todos, aunque no le importe a nadie por mi blog. Ya llegará el momento de volver a decorar la casa con mis dorsales…

¿Alguien conoce una profesora de meditación zen para que me acompañe en estos momentos tan difíciles? Metro setenta, voluptuosa, agradable pero sin ser súper feliz de la vida y eso sí por favor, nada de veganas y/o vigoréxicas, aún cojo puedo disfrutar de un buen filete a la plancha y de un domingo tirado en el sofá (aunque sea de costado)… Ponerse en contacto conmigo INMEDIATAMENTE.

Besos…